91 437 95 16 | citas@clinicaferreiro.com

Testimonios

Manuel Luque

Edad: 32 años

Profesión: Médico anestesiólogo

Comencé hace unos 9 años con un tratamiento de ortodoncia con el Dr. Jorge Ferreiro Calavia. Previamente ya habíaseguido otro de niño. Sin embargo, durante la adolescencia y coincidiendo con la salida de las "muelas de juicio" los incisivos inferiores se torcieron bastante y la mordida no era la más adecuada.

Tras un diagnóstico y planificación del tratamiento, comencé siguiendo las pautas y revisiones periódicas. La duración fue de algo menos de tres años y el resultado ha sido muy bueno, tanto a nivel estético como en lo referente a una mordida fisiológica. 

Recomiendo el tratamiento ya que aunque pueda parecer tedioso en ciertosmomentos, el resultado final y la salud y estabilidad del resultado lo compensa con creces.

 

Carmen Hernández López

Profesión: Empleada en hospital

Padecía parálisis en el lado izquierdo de la cara, dolor de cabeza, ojo seco y parálisis de cuerda vocal.

Fuí dos veces a urgencias , me hicieron escaner, radiografías, análisis y no encontraban causa. Lo achacaban a los nervios. 

Me remitieron al Dr. Jorge Ferreiro a través de una dentista en Vitaldent y aunque parezca increible, todo ello forma parte del pasado. Ya no padezco ninguno de estos síntomas y llevo más de un año postratamiento.

Muchas gracias.

 

Beatriz Flores

Edad: 45 años

Profesión: consultora empresa telecomunicaciones

Llevo muchos años tratándome en la clínica del Dr. Jorge Ferreiro. Mi familia y yo confiamos ciegamente en él.

Hace años comencé a sufrir terribles dolores de cabeza, y tras consultar a muchos especialistas, un médico me recomendó acudir a él porque en ocasiones hay problemas dentales que causan cefaleas.

Pensé que aquello no era posible, yo que tengo los dientes perfectos (y era cierto, una sonrisa de anuncio). El Dr. Ferreiro me confirmó que padecía un problema grave de oclusión. Unos dientes superiores bonitos, pero mi maxilar superior no encajaba de manera correcta o equilibrada con el inferior.

Meacostaba con dolor de cabeza y me levantaba con dolor de cabeza tras apretar los dientes en mala posición durante toda la noche... estaba agotada.

Por aquel entonces mi trabajo exigía hacer presentaciones en público, en ocasiones en idiomas y trtar directamente con clientes por lo que no podía permitirme ponerme unis braquets fijos, así que Jorge me ofreció un tratamiento con aparatos removibles debido a mi situación y preferí esta opción.

Revisiones y reajustes de aparato, pero con la comodidad de poder quitarmelo cuando era necesario.

Mereció la pena. ¡Vaya que la mereció! Ya durante el tratamiento, la mejoría fue casi inmediata, los dolores de cabeza desaparecieron completamente y me levantaba por las mañanas descansada y relajada. Eso por no decir que ahora tengo una boca de libro. ¡Y acabé mi tratamiento hace 10 años!

¡Nos vemos en la revisión!

Muchas Gracias.

 

Antonio Martínez

Edad: 41 años

Profesión: estadístico y economista

Acudí a la consulta del Dr. Ferreiro en Septiembre para ver si podía dar solución a distitos síntomas que llevaba padeciendo durante muchos años.

En concreto padecía Disfunción Cráneo Mandibular desde hace más de veinte años, con dolores en la musculatura maxilar, cabeza (ambos lados), sensación de acorchamiento en cara y cuello y, en algunas ocasiones, dolor y zumbidos en ambos oídos En muchas ocasiones me dijeron que era debido al stress.

Había acudido en varias ocasiones a otorrinos, cirujanos maxilofaciales, neurólogos y fisioterapeutas pero mis problemas persistían. A lo largo de estos años me diagnosticaron distintas contracturas en la zona maxilar, dormía con férula de descarga, tomaba Robaxisal en las crisis agudas y me indicaron que tenía una doble luxación anterior con sinovitis grado II de la ATM (de la cuál me operaron).

El Dr. Ferreiro me hizo un estudio de ATM y me diagnosticó varios CAT, Varios SMT e hipertrofia de la apófisis coronoides. Comencé un tratamiento con ortodoncia maxilar (creo recordar que la ortodoncia que llevo se llama doble plano invertido).

Actualmente sigo en tratamiento y en estos cinco meses he mejorado muchísimo y prácticamente no tengo síntomas.

Agradezco muchísimo al Dr. Ferreiro y a todo su equipo su profesionalidad y atención.

Sinceramente, si tienen problemas similares a los míos, aunque piensen que no tienen solución, acudan a la Clínica Ferreiro. 

 

Julio Benayas:

Profesión: informático

Edad: 67

Soy paciente de los doctores Ferreiro desde hace décadas. Las últimas intervenciones que he recibido han sido: Implante en piezas dentales 45-46 que ha requerido injerto óseo y está en espera de la colocación de la corona. Debido a mi situación médica y antes de tomar la decisión de ponerme el implante, me informé con personas de mi entorno que también jabían recibido implantes dentales. 

Me hablaron de inflamaciónes y de alguna infección, pero en general me recomendaban dicha olución. Cuando se lo comenté al Dr. Jorge Ferreiro me indicó que siempre podía existir un riesgo pero que según su experiencia no era lo habitual. 

La cirugía ha sido totalmente satisfactoria, no he padecido inflamación ni infección alguna y me ha resultado, tal y como me había advertido el doctor, incluso menos molesta que una extracción

 

Miriam y Cristina Asensio:

Profesión: Fotógrafa y técnico veterinaria

Edad: 30 años

Ssomos dos hermanas gemelas y queremos contaros nuestra maravillosa experiencia en el grupo clínico Dr, Ferreiro. Va dirigido principalmente para aquellas personas que puedan sentirse identificadas con nuestro caso, que siempre viene bien tener en cuenta las experiencias de los demás para tenerlas como referencia y así disminuir nuestros pequeños miedos, dudas o inseguridades ante situaciones similares.

Nuestro caso en concreto se trataba, sin entrar en términos muy tecnicos, que teníamos una sobremordida muy acentuada, a acausa de ella, los dientes inferiores estaban muy desgastados de morder mal y físicamente la nariz y la boca se nos iba deformando cada vez más con el paso del tiempo. La razón principal que nos hizo tomar la decisión de ponerle punto y final a esto era que cada vez sentíamos más molestias a la hora de comer y se nos cansaba mucho la boca con el transcurso del día incluso con dolores fuertes de cara y cabeza.

Por desgracia, la sobremordida cada vez iba a más, deformando a su vez nuestra expresión en la cara. Tanto había mal evolucionado, que antes de terminar tratándonos con el Dr. Jorge Ferreiro, hubieron otras clínicas en las que nos recomendaban como única y exclusiva solución someternos a una operación de mandíbula y maxilar combinada con una ortodoncia.

Nosotras sabíamos que nuestro caso no era tan simple como someterse a una ortodoncia de un año y listo, pero tampoco nos esperábamos que la única solución a nuestro problema fuera a ser tan dramática como para tener que entrara a un quirófano más luego pasar por la ortodoncia.

En este punto es donde empezamos a averiguar si alguna otra persona especializada en mordidas podía ver nuestro caso desde otro punto de vista sin tener que pasar por todo esto, y es cuando gracias a la madre de una de nuestras parejas, que es médico de familia en Lanzarote, había oído hablar muy bien de Jorge Ferreiro a traves de conferencias y otros compañeros que le conocían personalmente.

Sinceramente os podemos asegurar que desde que entramos a su clínica, todo fueron buenas noticias y que desde entonces nos seguimos muy afortunadas de haberle conocido, porque hace un año que gracias a el nos ha cambiado la vida por completo.

La solución que dió a nuestro problema era mucho más fácil de lo que nosotras hubiéramos esperado jamás. El tratamiento consistía en someternos a una ortodoncia especializada en casos como el nuestro, denominada Tip-Edge, dirigido especialmente a sobremordidas muy avanzadas como las nuestras. el tratamiento duraría unos dos años aproximadamente, buscando la extinción de la sobremordida, y así fué.

El resultado ha sido como todo un éxito, y a día de hoy òdemos presumir de una boca perfecta, una mordida perfecta y gracias al tratamiento de estética, nuestros dientes tan pequeños y desgastados que teníamos,  parecen otros por completo.

Os animamos a que si os sentís identificados con nuestro caso, no tengáis, miedos, dudas o inseguridades. sabemos de buena mano la pereza que da someterse a una ortodoncia con casi 30 años el vernos con aparato, si nos va a doler, molestias a la hora de comer, si el resultado va a ser el esperado, si va a merecer la pena, etc...

Nosotras nos pusimos braquets estéticos (blancos) y apenas se notaban. Al final han sido pequeñas las molestias y grande el resultado.

Queremos dar las gracias a Jorge Ferreiro, Paola (auxiliar) y el resto del equipo por todo el cariño recibido en estos años. Habéis conseguido que nos sintamos especiales gracias a vuestra seguridad y preocupación por vuestros pacientes que ha hecho que siempre vayamos a las revisiones tranquilas y seguras de que nuestra boca estaba en buenas manos . Sin vuestra constancia, seeriedad y profesionalidad nunca habríamos conseguido este maravillos  resultado.

GRACIAS. 

 

Carmen Casado:

Edad: 35

Profesión: periodista

Acudía al Dr. Ferreiro en busca de ayuda. Me habían diagnosticado en otros dentistas bruxismo.

Con el tiempo fui a peor. Los dolores de mandíbula, de cabeza y de cuello eran ya insoportables. Decidí entonces ir al osteópata. Fue éste, quien me recomendo al Dr. Ferreiro. Una Verz en la clínica, el doctor me confirmo el diagnóstico: bruxismo. A pesar de mi poca fé comencé el tratamiento. Con un aparato y en tan sólo 2 meses estaba como nueva. Me trataron con mucha dulzura. Recomiendo a todosos que padezcan bruxismo que acudan a ver al Doctor Ferreiro. El bruxismo si tiene cura. No lo dudéis!!!

 

Berta:

Profesión: estudiante

Soy Berta, de Donostia. El año pasado, en Junio empece a sentir mareos y pérdida de visión, además de ello, empecé a tener unos dolores de cabeza terribles que me hacían pasar noches en vela.

Al mes empezó a agravarse porque en vez de marearme, perdía la fuerza en las piernas y me desplomaba como un saco.

Todo esto conllevaba que no pudiera hacer absolutamente nada sóla, ni ducharme, ni coger cochillos, ni planchar, ... y por supuesto, tener a una persona a mi lado en todo momento ya que al principio me asustaba mucho. Me caía unas 5 veces al día y me llevé varios sustos en la calle.

En la Seguridad Social me derivaron a neurología y me  hicieron muchas pruebas donde todo daba normal. También probé homeopatía, acupuntura, .... Llevaba ya 5 meses mal, sin ninguna mejoría y tomando un montón de medicación recetada por el neurólogo y el acupuntor. Nada cambiaba, todo seguía igual y yo, cada vez estaba más desesperada.

Gracias a un compañero de trabajo de mi padre, que nos habló del Doctor Ferreiro y decidimos probar, y fuimos a Madrid.

Despúes del diagnóstico neurológico, postural, oclusal, ... me recomendaron ponerme una férula especial para corregirla postura de la mandíbula y también reeducar el cuerpo mediante ciertas posturas. Además me quitó la medicación que tomaba por ejemplo cuando me dolía la cabeza.

Al mes y medio, los dolores de cabeza eran incomparables, descansaba mucho mejor y la verdad es que comparado a los dolores de antes, no eran nada. Las caidas bajaron un 20%.

Al siguiente mes no tenía ningún dolor de cabeza y las caidas siguieron disminuyendo hasta el punto de que a los tres meses ya no tenía ninguna

Hoy todavía me sigo preguntando, que habría sido de mi si no hubiese encontrado al Doctor Ferreiro, ya que en la S.S. me siguen haciendo pruebas sin darme un diagnóstico.

Gracias a él estoy haciendo una vida totalmente normal.

 

Charo G. G.

Profesión: abogada.

Edad: 50.

Llegue a la clínica del Dr. Fereiro por recomendación de una amiga. Pese a no haber abandonado nunca los cuidados de mi boca y acudir con regularidad a revisiones, mi boca se encontraba en pésimas condiciones como consecuencia de una enfermedad periodontal. Tras la realización de todas las pruebas pertinentes, el dr. ferreiro me indicó detallada y pormenorizadamente los problemas que padecía y la solución a los mismos, resolviendo todas mis dudas y explicandome detalladamente todos los pormenores de la intervención a la que me debía someter, sin ninguna prisa y con una amabilidad digna de elogio.

Padecía una gran pérdida de hueso, consecuencia de la cual tenía movilidad en algunas de mis piezas dentales; la solución fue una intervención quirúrgica, complicada sin duda, en la que procedió a la extracción de las piezas dentales, injerto óseo y ocho implantes, todo en la misma intervención. 

El resultado no ha podido ser mejor, y hasta la fecha, estoy completamente satisfecha con el resultado. Todos mis prejuicios resultaron completamente infundados, pues en ningún momento tuve el más mínimo dolor, inflamación, ni tan siquiera un pequeño derrame. En fin, un éxito total.

Mi caso no era sencillo ademas de por lo expuesto, por  padecer una enfermedad "rara" que exigía profesionales bien formados que pudieran manejar este handicap.

Por ello, quiero dejar constancia aquí a fin de animara a cualquier persona que se encuentre en mi misma situación, o que simplemente tenga miedo a acudir al dentista, para que deje atrás sus temores pues, sin duda, en la clínica del dr. ferreiro se encontrará en las mejores manos. 

El Dr. Ferreiro es un excelente profesional, de ello no me cabe la menor duda, así como el resto del personal de la clínica, todos estupendos, sin olvidar al Dr. Mencía, otro gran profesional y con el que, al igual que con el Dr. ferreiro, no sentí el mínimo dolor. 

En fin, quiero aquí mostrar mi agradecimiento a todo el personal de la clínica por el trato recibido, por su amabilidad - especial mención a Jose Mª, en recepción y siempre con una sonrisa - por lo excelentes profesionales que son y animar a todo el mundo que pueda leer ésto que pierda el miedo y acuda a la clínica del dr. ferreiro. Sin duda son los mejores.

Sólo hay una cosa que lamento, y es no haberlos conocido antes.

 

Juan José Sanchez Segura

Hace aproximadamente cuatro años, empecé a tener una serie de síntomas que empeoraron drásticamente mi calidad de vida. De repente empecé a sentirme mal con unos molestísimos ruidos en los oídos, dolor de cabeza, dolor de cuello y con una fuerte sordera, lo cual me hizo pensar que padecía del oído.

Conseguí cita con el otorrino del hospital público que me corresponde y tras hacerme una prueba (audiometría) me dijo que tenía el oído normal. 

No obstante, continué con las molestias a pesar de que tomaba muchos calmantes.

Afortunadamente, otro otorrino me dijo que mi problema podía provenir de la mandíbula y me recomendó ir al Dr. Ferreiro. 

Éste me reconoció y dijo lo que padecía, tras lo cual me planteó una solución que realmente fué muy efectiva. El alivio empezó de manera inmediata y cada vez más. Hoy en día me encuentro totalmente curado, sin recaidas.

Dejé de tomar calmante para el dolor de cabeza y cuello, que desapareció totalmente. La sordera fué disminuyendo y los ruidos cada vez menos intensos. actualmente son practicamente inexistentes.

Con toda franqueza, ha sido para mí una gran suerte, primero averiguar qué enfermedad padecía, y segundo comprobar que tenía solución, puesto que durante muchos meses de padecimiento, llegué a pensar que no tendría solución y tendría que vivir con esos síntomas toda mi vida. 

Puesto que era para mí una enfermedad totalmente desconocida, el hecho de haber encontrado a un médico tan especializado en ATM fue una gran suerte, ya que lo que llegué a creer que no tendría solución se resolvió de forma rápida y satisfactoria.

Recomiendo a todas aquellas personas que tengan estos síntomas que acudadn a la consulta de un especialista que como el Doctor Ferreiro conocen tan a fondo esta enfermedad y que puede dar una solución eficaz a un  problema que de no ser tratado adecuadamente puede llegar a complicar gravemente la vida de la persona que lo padece.

 

Belén Álvarez Carballo

Hola, mi nombre es Belén Álvarez Carballo y soy una chica de Asturias que por medio de una dentista me recomendó al Dr. Ferreiro, debido a los problemas oclusales, que tenía en la mandíbula. Dichos problemas me ocasionaban otras molestias bastante incómodas y poco llevaderas, dolores de cabeza, problemas al masticar, dolores cervicales, me lloraban los ojos constantemente, pero el peor mal de todos, lo mal que dormía. Después de ir a traumatólogos, dentistas y demás médicos, por fin encontré la solución. Eso sí, al principio no me lo creí mucho.Empecé el tratamiento de ortodoncia, que es largo, y poco a poco fui notando las mejorías. Hoy por hoy solo puedo darle las gracias al Dr. ferreiro por solucionar mis problemas, y lo mejor que duermo genial. Solo tengo una cosa negativa... Que está en Madrid y el viaje es un poco latoso. Felicidades al estupendo equipo que tienen y que sigan así.

 

Alicia Barajas

Edad: 42.

Desde el año 2007 comencé con dolores muy fuertes en la mandíbula (látigos, calambres, ...) Cada vez se iba haciendo más y más intensos llegando a ser insoportables.

Aparecía en cualquier momento sin avisar, por comer, lavarme la cara, cepillarme los dientes, peinarme, por el aire acondicionado,por una ráfaga de viento, bajadas o subidas de temperatura, por el sol, por ruidos, por beber cosas frías, ... ¡incluso hasta por hablar y reir! 

Fuí al neurólogo, que me diagnosticó neuralgia del trigémino, me pautó medicación pero cada vez estaba peor. Además el medicamento me dejaba "tumbada".

Pasaba días e incluso meses en la cama. sóo oscuridad y así pensaba que iba a transcurrir el resto de mi vida. Lo tenía asumido. Oscuridad, dolor y una tristeza permanente... Sintiéndome impotente y sin confianza alguna en la mejoría.

Probé otros neurólogos, otras medicinas, alternativas como la medicina tradicional china, ... tampoco dió resultado. Estaba desesperada.

Mi necesidad de buscar una luz, una esperanza en mi enfermedad, me llevaba a leer y aleer en internet todo tipo de información relativa a la neuralgia del trigémino. Un día descubrí por un comentario en facebook de una persona que hablaba de la gran mejoría que había experimentado gracias a que le diagnosticaron y trataron la neuralgia como ATM. Así descubrí la clínica del Dr. Ferreiro. Acudí a cita desesperanzada, muy triste y con poca fe.

En mi primera visita el Dr. Ferreiro me indicó que el origen estaba efectivamente en la boca y me recomendó unos tratamientos de cirugía que no tuvieron ningúna molestia ni inflamación postoperatoria. Unas recomendaciones posturales y de masticación y unos ajustes oclusales. 

Actualmente me encuentro feliz. Los dolores, el látigo, los calambres practicamente han desaparecido. Estoy reincorporándome a la vida. Quiero dar las gracias al Dr. Ferreiro y a todo su encantador equipo que tan dulcemente me han tratado. Ójala los hubiera encontrado en el 2007 cuando comenzó mi enfermedad.

Muchas gracias. Eternamente agradecida.

 

Más información